El niño inquieto y excitable

The restless and excitable young child

Hoja informativa para padres y docentes

Sobre esta hoja informativa

Esta hoja pertenece a una serie de hojas informativas para padres, docentes y jóvenes tituladas Salud Mental y Hacerse Mayor. El objeto de estas hojas es aportar información práctica y actualizada sobre problemas de salud mental (emocionales, conductuales y de trastornos mentales) que pueden afectar a niños y jóvenes. Esta hoja informativa estudia las razones por las que algunos niños son más inquietos y excitables que otros, da consejos sobre cómo cuidar a un niño hiperactivo y sugiere dónde acudir para obtener más ayuda si encuentras dificultades para arreglártelas solo.

Introducción

Los niños pequeños son normalmente inquietos y excitables. Su vitalidad simplemente forma parte del ser joven. Aunque pueda ser cansado, no es nada de lo que preocuparse.

A veces los niños pequeños pueden ser tan activos y ruidosos que hacen la vida difícil a sus padres y a otros niños. Un niño así puede ser exigente y excitable y “agotar al más valiente”. Puede ser ruidoso, no hacer lo que se le dice y tener dificultades para estar quieto sentado. Los adultos pueden decir que el niño es hiperactivo, pero el problema con esta palabra es que la gente la usa para describir desde lo que podrían ser alborozos normales de un niño a conductas peligrosas como el abalanzarse sobre una carretera con tráfico. Puede que el niño sea demasiado activo en lugar de hiperactivo.

¿Que hace a un niño muy activo?

Hay muchas cosas que pueden hacer a un niño demasiado activo. Las que siguen pueden darte alguna pista sobre la explicación de la conducta de tu hijo. Encontrar las razones puede ayudarte a averiguar soluciones al problema.

Ser padres Si los padres son infelices, están deprimidos, o preocupados, tienden a prestar menos atención a sus hijos. Puede que vean que no pueden pasar el tiempo necesario para ayudar a sus hijos a jugar de forma constructiva y cuando lo pueden hacer, se pasan casi todo el tiempo diciéndoles que se callen. Los niños aprenden de esto que deben ser traviesos o ruidosos para conseguir algo de atención de su madre o padre.

Reglas poco claras Es importante tener reglas sencillas sobre lo que está y no está permitido. Si nunca se dice lo que está permitido o no, los niños pueden aprender a librarse de lo que no les gusta siendo ruidosos o  comportándose de forma inadecuada. Puede ayudar a los padres y a los niños el tener unas pocas reglas pero que sean muy claras. Si ambos padres se involucran, necesitan estar de acuerdo sobre estas reglas y ser consistentes y justos cuando digan “no”. Esto ayudará a los niños a saber que se espera de ellos y aprender autocontrol (ver hoja informativa 2 sobre buenas pautas educativas y hoja informativa 4 sobre problemas de conducta).

Temperamento Todos nacemos con diferente temperamento. Algunos niños son más vivos, ruidosos y extrovertidos que otros. Puede que prefieran salir a la calle y estar con gente antes que leer un libro tranquilamente o jugar solos con sus juguetes. Frecuentemente, los niños que son así de activos son también excitables, y pueden pasarse de la raya mientras juegan. Aunque esto puede ser molesto, no hay nada de lo que preocuparse pero puede que necesites ayuda para buscar la forma de ayudar a tu hijo a que se calme.

Problemas de aprendizaje Algunos niños tienen dificultades para aprender cosas que a otros niños les parecen fáciles. Pueden necesitar ayuda especial en la escuela. Puede que parezcan muy pequeños para su edad y que no se puedan concentrar en el trabajo escolar o controlar su conducta tan bien como los otros (ver hoja informativa 10 en discapacidad de aprendizaje generalizada).

Problemas de audición Un oído taponado es un ejemplo frecuente de un problema de audición. Si un niño tiene un oído taponado puede no oír lo que  otras personas le dicen. Tenderán a gritar y querrán subir mucho el volumen de la televisión.

Comida Algunos niños parecen reaccionar a algunos alimentos volviéndose inquietos e irritables. No es tan común como algunas personas piensan, pero a veces puede ser un problema real.

Si estás preocupado con la posibilidad de que tu hijo padezca de un trastorno de déficit de atención e hiperactividad o trastorno hipercinético, consulta la hoja informativa 5 sobre TDAH y trastorno hipercinético para más información.

¿Como puedo conseguir que mi hijo se calme?

Asegúrate que pasas tiempo con tu hijo a solas, así sabrá que estás interesado en él. Esto te dará la oportunidad de planificar y premiar su conducta. 

Pasa tiempo con tu hijo haciendo algo que a él le guste. Establece una rutina y planifica lo que va a estar haciendo durante el día o el fin de semana. Puedes reservar algo de tiempo para juego enérgico y ruidoso, así consumirán parte de su energía. También puedes buscar periodos de tiempo donde esperes que jueguen tranquilamente solos.

Aprovecha cualquier oportunidad para premiar a tu hijo. Se lo más claro posible. Es vital que ellos entiendan exactamente lo que han hecho para agradarte. Por ejemplo, “has estado tan tranquilo jugando tu solito…, que chico más bueno eres” ó “que buen futbolista eres”.

¿Dónde puedo conseguir ayuda?

La conducta vivaz y excitable de los niños es un problema común para los padres. Si tu hijo tuviese un problema con la audición o hubiese tenido alguna reacción a la comida, tu médico de familia será capaz de ayudarte. Si este piensa que pudiera existir un trastorno de hiperactividad o una dificultad del aprendizaje, te derivará a un psicólogo clínico, un pediatra o un psiquiatra infantil.

Bibliografía

Carr, A. (ed.) (2000) What Works with Children and Adolescents? A Critical Review of Psychological Interventions with Children, Adolescents and their Families. London: Brunner-Routledge.

Rutter, M. & Taylor (eds) (2002) Child and Adolescent Psychiatry (4th edn). London: Blackwell.

Scott, A., Shaw, M. & Joughin, C. (2001) Finding the Evidence: A Gateway to the Literature in Child and Adolescent Mental Health (2nd edn). London: Gaskell.

Get in contact to receive further information regarding a career in psychiatry